Paneles SIP

Un panel SIP (Structural Isolated Panel) o panel tipo “Sándwich”, está conformado por dos tableros de Óxido de Magnesia (EM) u OSB y un núcleo de HDEPS de alta densidad.

La unión entre estos componentes se obtiene con el uso de adhesivos estructurales con base en poliuretano lo que le confiere propiedades estructurales y una excelente resistencia a la flexión y compresión.

Los paneles SIP son autoportantes, es decir, no requieren estructuras de sustento en madera, acero u otros materiales como los demás sistemas de construcción en seco.

Son también estructurales lo que permite construcciones de hasta dos niveles con SIP OSB o 4 niveles con SIP EM

Tanto el OSB como el EM, confieren al panel una importante aislación acústica, reforzado por las características del HDEPS y así el sistema presenta mucho mejor desempeño en este aspecto, respecto de la construcción tradicional.

Esta misma configuración, tiene prestaciones excepcionales en aislación térmica que es casi 12 veces más efectiva que muros de ladrillos.

Debido a su adaptación a diversos diseños arquitectónicos y a su fácil instalación, el uso de Paneles SIP reduce significativamente los tiempos de construcción eliminando prácticamente los problemas relacionados con la disposición de residuos y costos relacionados.

¿Porqué se desarrollo este Sistema?

Luego de la famosa depresión de 1930 en USA y el impresionante déficit habitacional de esa época, era necesario desarrollar un sistema constructivo rápido y barato.

Fue cuando el Arq. Frank Lloyd Wright que había construido su casa con paneles aislados, propuso la construcción con tres capas de madera terciada y dos capas de cartón alquitranado con función de adhesivo. El sistema no tuvo gran aceptación porque no ofrecía aislación térmica alguna pero estableció la base del sistema constructivo con paneles con ventajas sobre el Wood Frame y el Steel Frame, que eran los sistemas más utilizados por su bajo costo y rapidez de construcción.

Los avances tecnológicos

En 1935, “Forest Products Laboratory” diseña el primer panel aislado con base en madera, buscando preservar los forestales nativos y desarrollar un sistema constructivo más barato y eficiente. Desde esa fecha, se buscaron alternativas de tableros con cartón prensado hasta madera terciada que si bien baratos, no ofrecían aislación térmica ni acústica y eran inflamables.

En 1950, la BASF desarrolla el poliuretano expandido, básicamente para aislación térmica, producto utilizado más tarde en Paneles SIP.

En 1952, Alden Down, hermano del fundador de “The Dow Chemical Co.” crea la primera espuma rígida utilizando Poliestireno expandido (EPS) con capacidad de aislación térmica y acústica.

Dos años más tarde, un alumno de Dow, desarrolla un panel tipo sándwich con el uso de EPS cuyo resultado abre las puertas para los paneles SIP tal como hoy son conocidos.

En 1959, Se funda “Kroppers Co.” en USA, siendo reconocida como la primera empresa a fabricar paneles SIP con base en aglomerado de madera y núcleo de espuma rígida estableciendo los parámetros para paneles autoportantes. Estos paneles no presentaban la durabilidad requerida y fueron útiles sólo en instalaciones interiores sin exposición a la humedad.

A fines de 1970 (USA) se desarrolla el OSB (Oriented Strand Board) aportando la resistencia y durabilidad requerida para obtener un panel autoportante, desplazando al aglomerado que no ofrecía estas cualidades. Posteriormente se incorporaron tratamientos específicos al OSB contra la humedad, hongos y termitas, y finalmente contra fuego obteniendo paneles auto extinguibles.

En 1990, se crea “SIPA” en USA que congrega a los fabricantes de OSB y Paneles SIP apoyando el desarrollo continuo del sistema constructivo CEA.

Últimamente, se desarrolla el MGO o EM, con base en óxido de magnesia como alternativa al OSB ya que es inerte al agua y humedad, y absolutamente ignífugo, superando durabilidad y mejorando resistencia a la compresión.